domingo, 18 de septiembre de 2011

El Lago de E. L. Doctorrow




Datos Técnicos: 

EL LAGO
(Loon Lake, 1979)
E. L. Doctorow

Editorial Miscelánea
© E. L. Doctorow, 1979
© Roca Editorial de libros, 2011
Traducción de Iris Menéndez
1ª Edición, Mayo 2011

Género y tags: Novela; Novela social, Novela estadounidense, Gran Depresión EEUU, Crack del 29
ISBN: 9788493864408
314 Páginas  


Este verano, ha sido un verano plagado de buenisimas lecturas lo cuál se agradece muchísimo. De nuevo, gracias a Anika entre libros, he podido descubrir verdaderas joyitas de la Literatura tanto nacional como internacional. Dentro de estas últimas he de destacar una: El Lago escrita por el autor estadounidense E L Doctorrow y que la Editorial Miscelánea se ha encargado de editar en España.  


Hay novelas y novelas. No sé por qué se nota un poco cuando éstas han sido escritas por una pluma privilegiada. Es el caso de esta novela que Miscelánea presentó en mayo: El Lago escrita por uno de los autores estadounidenses más importantes, E. L. Doctorow. La novela, aunque ha aparecido este año no es una novedad al cien por cien puesto que se editó por primera vez en el año 1979 y, de veras, agradezco a la editorial que la haya reeditado puesto que es de esas lecturas con las que no sólo pasas un buen rato sino que a través de las cuales descubres lo que significa la buena literatura. 

E. L Doctorrow, nació en Nueva York en 1931. Su gran debut literario se produjo en 1971 cuando editó su primera novela de gran éxito: "El libro de Daniel". En 1980 publicó "El lago".

¿Y de qué va esta novela? Pues  a través de ella , E. L. Doctorow nos lleva a la América de la Gran Depresión de la mano de Joe. Una noche descubre junto a las vías del tren un vagón privado en cuyo interior hay unos pasajeros un tanto peculiares a los que Joe decide seguir. Su camino le llevará hasta una casa situada en un lago en el que descubrirá un misterio y entenderá el por qué estas personas se reúnen aquí.

 
La novela está muy bien ambientada en los años de la Gran Depresión- un tema, una coyuntura que está muy presente en la mayoría de sus novelas-, la década de los años 30, años duros por lo que se entiende el porqué y la personalidad de cada uno de los personajes sobre todo del protagonista: Joe. Leyendo la novela, descubriendo más cosas sobre él, no he podido evitar que me recordase a personajes interpretados por James Dean o Marlon Brando. Tipos duros pero que, en el fondo, tienen sentimientos, que saben cómo enfrentarse a las adversidades. Joe es el protagonista y narrador; a través de su relato, el lector va avanzando y descubriendo qué guarda esa casa situada en el lago.

Lago que no es un simple lago, sino un lugar en el que se reúnen las clases adineradas, donde se mezclaban los grandes empresarios del momento con los gánsters, sus acompañantes femeninas... Un mundo que inquieta y atrae no sólo a Joe sino también al lector.
 
El estilo de E. L. Doctorow es, por otro lado, muy cinematográfico. No incide mucho en descripciones pero no hacen falta para que el lector pueda imaginar y visualizar perfectamente cada una de las escenas y hechos que acontecen. No sé si se habrá hecho alguna película sobre esta novela pero, de hacerse entraría perfectamente dentro del cine negro americano más clásico. Es de esas novelas que, a la primera palabra, relacionas con la novela norteamericana. La novela americana más clásica, valga la redundancia, y eso que fue escrita en 1979 pero tiene mucho de “Las uvas de la Ira” y de las novelas de Fitzgerald. Algo que se entiende perfectamente siendo estadounidense y ambientando casi todas sus novelas en los años 30.
 
Personalmente ha sido una lectura con la que he disfrutado, por eso he tardado tanto tiempo en hacer la reseña, porque no sabía cómo plasmar todo lo que me ha hecho sentir. Es una lectura que engancha desde el primer momento. E. L. Doctorow es un maestro de la narrativa, sabe perfectamente cómo meter al lector en la historia y hacer que la viva. Un relato que mantiene la intriga hasta el final. Sus 314 páginas son de las que se leen casi sin darte cuenta.
 
También, lo reconozco, me ha fascinado tanto porque está ambientada en una de mis épocas favoritas del siglo XX: el Crack del 29 y los años de la Gran Depresión. Me atrae toda esta época y el ambiente que reinaba en ella. Joe es un personaje, además, del que el lector aprende. Sabe cómo salir de su situación y aprovechar perfectamente cada una de las oportunidades que se le presentan.
 
Todo ello hace de “El Lago una lectura más que imprescindible. Lectura apta para todos los públicos, no es una novela netamente masculina. Las mujeres pueden disfrutar de ella. Así que no hay ninguna excusa ni para leer El Lago  ni para descubrir la buenísima literatura que emerge de la pluma de E. L. Doctorow

Novela, por lo tanto, para disfrutar de principio a fin. Todo un importante descubrimiento que los buenos lectores no deben perderse.

 

2 comentarios:

Carmen dijo...

Me lo apunto ya, Ysabel. Gracias por tus excelentes recomendaciones...
Besos y feliz domingoa,

Xula dijo...

Pues suena bien... la apunto para proximas lecturas. Un beso!