lunes, 28 de enero de 2008

¿ Renovarse o morir?


Acabo de leer la entrevista que, desde las páginas virtuales de " El País", los internautas le han hecho a la directora de la Biblioteca Nacional. Una entrevista muy interesante y de la cuál he aprendido mucho.

Me ha dado la impresión de que la mayor parte de las preguntas procedían de gente del ramo, de bibliotecarios y bibliotecarias, que han aprovechado la ocasión para plantear a la máxima responsable de la máxima institución bibliotecaria nacional sus problemas, preocupaciones, ideas y diversos plantenamientos. Una entrevista interesante en la que se ha permitido ver que la nueva Directora es bibliotecaria no un cargo político. Que sea del " ramo" es bueno puesto que sabe y conoce cuáles son los problemas que presnta el sistema bibliotecario español.

Una de las cuestiones que se le ha planteado ha sido la de " qué se puede hacer para convertir en el préstamo de un libro el objetivo final de la gente que viene a la Biblioteca". En la gran mayoría de ellas, no sólo se prestan ya libros sino que también puede accederse a películas, música o Internet. La Biblioteca de El Perelló ofrece este último servicio.

Es bueno, útil y básico. El acceso, a través del Tele Centro, ha permitido que un mayor número de personas acudan a la Biblioteca. Sorprendentemente, es el Tele Centro que más crece de toda la Comunidad. Un buen dato pero, como bibliotecaria, me gustaría que se trasladase al uso de la misma. Es verdad, que la Biblio siempre ha tirado, que es una Biblioteca activa pero ha de serlo más.

Como decía este " colega", él quiere que el acceso a la Biblioteca no se quede en un mero alquiler de películas o acceder a un chat. La Biblioteca no es ni un Video Club ni un Ciber. Debemos acoger Internet, su acceso, como un complemento pero no dejar que ahogue y bloquee el fin último de la misma que es el acceso al libro y la lectura. Y ello me da miedo. No me gustaría que el Tele Centro " se comiese" a la Biblioteca. Por encima del primero está ésta última. Para mí, el Tele Centro es un complemento, algo de lo que se ha de beneficiar la Biblio, nada más. A través del mismo se ha de conseguir que crezca más, que acuda a ella más gente y que el préstamo de libros ruede mucho más.

2 comentarios:

Xiko Perfumista dijo...

Muy interesante tu post, me ha gustado mucho. Con las nuevas tecnologías, se olvidan las bibliotecas, el placer de encontrar un libro interesantísimo en una estantería. De pequeño haciámos competiciones en el colegio de quién buscaba más rápido las plabras en el dicciomario y ya ni enciclopedias compramos, con internet lo tenemos todo... es una ventaja y al mismo tiempo una pena que s epierda la tradición.
Saludos perfumados.

Carie Mercier dijo...

Tienes razón Ysabel,
El telecentro tiene que ser un complemento de la biblioteca, un servicio más.
Las bibliotecas para los aficionados a los libros son lugares mágicos. Llenos de libros fascinantes, nos permiten descubrir nuevos autores,incluso antiguos y clásicos. Entre todos tenemos que incentivar la lectura, mostrar que es un placer, un complemento al mundo cibernético, una ventana más a miles de mundos...
Un beso