domingo, 12 de septiembre de 2010

La mirada de una mujer, Marc Levy

Marc Levy es otro de esos ejemplos del buen momento que está viviendo la Literatura francesa últimamente. Quizá, junto con Anna Gavalda y Muriel Barbery sea uno de los más conocidos en nuestro país sobre todo a raíz de la adaptación cinematográfica de su novela "Ojalá fuese cierto". Es un buen escritor pero, como le ocurre a todos, no todas sus novelas son buenas o perfectas.

Esta semana he podido leer esta novela suya titulada "La mirada de una mujer". En España fue editada en 2008 por Ediciones B aunque yo la he leído en versión digital. Acabo de leer la opinión que Laky tenía escrita sobre la misma y es curioso que ambas hayamos coincidido en nuestras impresiones sobre la misma. Confieso que no he leído la opìnión de Laky antes de redactar la mía ( siempre las redacto primero a mano) así que me ha llamado aún más la atención esta coincidencia.
 
El argumento es muy simple y sencillo. No es muy original pues este tipo de relaciones que narra también se han dado en otras novelas. Los protagonistas son Philip y Susan y la historia de ambos arranca en 1974. A pesar de que se aman con locura llega un momento en el que Susan decide marcharse a Honduras. Hace poco ha habido un terrible huracán que ha desvastado el país. Susan es enfermera y no se lo piensa ni un segundo para ir a ayudar a los afectados. Está convencida y segura de su decisión pese a que ello conlleve separarse de Philip. Éste, aunque no acaba de agradarle la idea, lo acepta. La separación física entre ambos se irá mitigando a través de cartas que cada vez reciben ambos más espaciadas. Un día, de repente, Philip deja de recibir las cartas de Susan. Él inicia una nueva vida, parece que ha olvidado a su gran amor hasta que un día el destino se la devuelve con la apariencia de una niña de 11 años que es la hija de Susan. ¿Qué ocurrirá? Pues si queréis saberlo hay que leer el libro.

Sí, resulta extraño decir esto y recomendarlo pese a que no ha tenido muy buenas críticas en Ciao pero se deja leer, tampoco es de esos que son imposibles de leer desde la primera página. Comparado con otras de sus novelas como la más reciente, es bastante flojito. Da la sensación de que Marc Levy la escribió muy rápido, sin haberla revisado o desarrollarla con más calma. Aunque el argumento no es muy original, él podría haberlo hecho mejor, darle un toque más especial, hacerlo más completo. Tal sencillez ( en el sentido de planeza) afecta a los personajes.
 
Tanto a Susan como a Philip los he encontrado muy comunes. No tienen la chispa que puedan tener otros personajes de sus otras novelas. Además es una novela con altibajos., Cuando empecé a leerla me cautivó, logró atraparme pero a medida que iba avanzando en su lectura, esta emoción del inicio fue decayendo y ello lo considero un fallo: una novela, creo, una historia debe de ir conquistándote a medida que avanzan sus páginas de lo contrario vas perdiendo interés y lo único que te preocupa y deseas es acabarla no con un sentimiento de intriga sino más bien rozando un poco el aburrimiento.

Pese a que tiene algunos momentitos emocionantes, no es de esas que se meten lleno y que despiertan emociones. Más bien, es una historia que te deja un poco bastante indiferente y es una lástima ya que Marc Levy es un buen escritor y es capáz de desarrollar historias más profundas y que lleguen muy a dentro del lector. Sin duda alguna, por todo ello, es su novela más flojita.
 
Que la leáis o no es ya una decisión personal. Como todo, puede que haya gente a la que le encante, quizá vean en la historia algo que no he visto yo o conecten con ella. Yo no creo que vuelva a leerla, prefiero descubrir otras de sus novelas.

3 comentarios:

Rusta dijo...

Recuerdo la opinión de Laky y ahora con la tuya tengo menos ganas de leerlo. De todas formas, como es un autor que me gusta incluso en sus novelas más flojas, si cae en mis manos le daré una oportunidad.

Besos.

LAKY dijo...

PUes sí que coincidimos, sí. La verdad es que de este autor me gustan más las primeras novelas que las últimas...

El ojo que todo lo lee dijo...

Yo voy a comenzar a leerlo. Me encanta este autor, espero que me guste tanto como el anterior.

La Estupenda

Kiss