lunes, 29 de noviembre de 2010

Si te duele la manita...¡ Pídele a Santa Tirita ¡ "Diario Secreto de Pulgarcito"







Esta vez, voy a compartir entrada con los 2 blogs porque este libro escrito por Philippe Lechermeier y editado por Edelvives bien lo vale. "Diario Secreto de Pulgarcito" lo ví por primera vez el sábado pasado en Arts. Cuando fuí a por los sujetalibros curioseé los libros que tienen encima de una mesa y mis ojos se fueron directos a él. Luego me fijé que, también, Edelvives ha editado un calendario, libretitas, pegatitas, tarjetas, bolis y demás material en torno al mismo. Ese sábado no lo compré pero sí éste. Me llevé un pequeño susto al no verlo pero lo habían escondido. Me fuí a casa más contenta que unas castañuelas con mi libro de Pulgarcito.

Bueno, puede qué penséis ¿ cómo puede reaccionar así ante un libro para niños? Pues bien, por muchas cosas. Además, no es el típico cuento para niños en exclusiva sino que es una historia perfectamente legible por adultos sobre todo si quieres dibujar una amplia sonrisa pues las ocurrencias de Pulgarcito son memorables.

Básicamente, lo que narra el libro es la historia clásica de Pulgarcito pero en forma de diario. Un diario que, Pulgarcito, va escribiendo y a través del cuál va contándonos su historia y la de sus 6 hermanos. Este diario, y es una de las cosas más graciosas del libro, va encabezado con una especie de refrán a cuál de todos más recurrente. Un ejemplo:

" Jueves: San Masmedá. El que ni tiene pan, ni se queja cuando le entran a robar"  o " viernes: Santo Sarmiento, ¡ que me lleve el diablo si miento ¡ "

Pues bien, Pulgarcito vive en el bosque con su padre, sus 6 hermanos ( Bernabé, Baltasar, Beltrán, Besarión al que todo el mundo llama "Besarión cara de salchichón",  y los gemelos Blas y Basilio. Junto con ellos vive su  y madrastra. Una mujer malvada llamada Popeta, fea y arísca como todas las madrastras de cuentos. Tanto Pulgarcito como sus hermanos y la gente del pueblo lo están pasando mal porque están atravezando una época de crisis. No hay nada, o casi nada para comer, lo cuál ha obligado a cerrar el colegio. En su casa, Popeta cocina cada día una sopa de piedras diferente.

Ante tal situación. Popeta convence al padre de Pulgarcito que abandone a sus hijos en el bosque. Él lo hace, pero no sabe que Pulgarcito lo ha escuchado todo e irá tirando las piedrecitas blancas de la sopa para encontrar el camino de vuelta. Como una especie de héroe, ha conseguido que sus hermanos acepten sus condiciones. Una vez en casa, la estancia no será muy agradable. Popeta tramará un nuevo abandono que esta vez si se cumple puesto que, Pulgarcito, sólo puede ir echando migas de pan y no piedras. Los pajaritos se las comen y ellos se quedan perdidos en el bosque hasta que llegan a una extraña posada.

Todos sabemos cómo acaba el cuento así que no lo voy a contar. Todo el relato está escrito de una forma muy humorística y atractiva. Se nota que se quiere captar la atención del lector más pequeño. El texto va acompañado por ilustraciones chulísimas de Rebecca Dautremer. Mezcla los tonos cálidos con los más fríos así como dibujos más humorísticos. Todo ello envuelto en una sensibilidad muy especial y buena. El rostro de Pulgarcito ( como podéis ver en la imagen) es bellísimo y despierta una gran ternura al tiempo que adivinas lo " picaruelo" que era, cómo se las ingeniaba para que todo le saliese bien.

El texto que va escribiendo es buenísimo. Mientras lo lees te das cuenta de que estás leyendo un texto escrito por un niño de unos 9 ó 10 años. El autor ha sabido ponerse en la piel de este niño y ello le da una mayor autenticidad y credibilidad.

Ahora que la Navidad ya está llamando a las puertas, si aún no sabéis que regalo hacer o pedir tanto a Santa Clavos como a sus Majestades de Oriente, este Pulgarcito es una buenísima opcion. Recomiendo leerla también a los adultos, participar con los más pequeños de su lectura, ello no sólo la hace más divertida sino interesante.

Es un libro sensacional.

8 comentarios:

Inma Ruiz dijo...

Hoy lo he tenido en mis manos y me parece un pequeño tesoro. Ando por Toledo después de participar en el Circuito de Narración Oral por Tierras Vascas y en cuanto llegue a Alicante me lo regalo.

Bookworm dijo...

Me lo voy a echar yo mismamente (porque yo lo valgo) por Navidad ¡je,je! Ya lo tengo envueltito en papel de regalo en casa, así que no he profundizado en la reseña. Me enamoró cuando lo ví hace unas semanas en la librería. Acababa de llegar y todavía estaba en las cajas que tenían por el suelo, pero como ya me conocen, no tuvieron demasiados problemas en convencerme.

LAKY dijo...

La portada es preciosa y por lo que cuentas el contenido más. Le echaré un vistazo en alguna librería. Un beso

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué preciosidad de libro! No sólo por la historia, sino también por lo dibujos. En mi familia y en la de mi chico no hay niños pequeños. Si no, lo compraría para regalarlo esta Navidad. Muchos besos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Ysabel dijo...

También es un buen autorregalo para mayores. La verdad, es que es muy bueno a parte de divertido. Besos

Carmen dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Ysabel, hay libros que no tienen edad. Los podemos disfrutar como críos. Hace un par de navidades me regalaron un libro de castillos para niños, una delicia, y aún lo hojeo de vez en cuando...
Un beso,

Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wissper dijo...

Jojo, este me lo apunto, me gustan este tipo de libros, y si no a mi, se lo regalo a alguien^^

Me gusta tu blog, te sigo+.+