jueves, 9 de diciembre de 2010

Nunca fuimos a Katmandú por Lola Mariné


Reconozco que lo primero que me llamó la atención de esta novela fue su título: "Nunca fuimos a Katmandú". Título, por otro lado, que me hacía imaginarla de una forma que ha resultado ser bastante diferente a lo que es. No quiero decir con ello que me haya disgustado sino que me ha sorprendido. La verdad, no la esperaba así y me ha parecido fantástica.

" Nunca fuimos a Katmandú" es una novela escrita por Lola Mariné y que ha editado Viceversa este otoño; al mismo tiempo es su primera novela. Para ser un trabajo " primogénito" lo cierto es que es muy bueno. No cabe duda de que nos encontramos ante una gran escritora que no sólo sabe manejar el lenguaje del idioma sino el de los sentimientos.

En esta novela, Lola Mariné, desnuda el alma femenina. Sus protagonistas son 5 mujeres: Laura, Gloria, Teresa, Elena y Ruth  a las que se podría añadir Marta, la hija de Laura, pero tiene un papel más secundario que ellas. 5 mujeres, todas ellas residentes en Barcelona, diferentes en apariencia pero bastante similares en cuanto a su interior.

El eje conductor de la historia es Laura. La novela arranca el día de su cumpleaños. Una fecha bastante significativa ya que cumple nada más y nada menos que 50 años. Edad con la que Laura no se identifica. Como regalo de cumpleaños, su hija Marta le regala la matrícula en un Gimnasio. Allí va a acudir junto a su gran amiga Elena. Este regalo, esta matrícula, va a suponer para Laura algo más que ir a hacer aerobic. Va a suponer el inicio de un cambio en su vida.


Al contrario que Elena, Laura siempre ha sido una mujer tranquila y sosegada. Desde su separación su vida no ha sufrido ningún altibajo ni nada que rompiese la monotonía. Pero los 50 años no van a ser una fecha más en su calendario.

En el Gimnasio conocerán a las otras protagonistas: Ruth, la monitora. Ella es la más joven de las 5. Su vida ha sido un poco " hippy" desde que era niña y ello hace que tenga un carácter bastante liberal e independiente. Teresa, la mujer de la limpieza, es la menos favorecida en la vida de las 5. Es la típica mujer trabajadora a más no poder a la que le faltan las horas, la que no duda en trabajar y trabajar, sacrificarse con el único fin de que su hija vea cumplido su sueño: ser bailarina. También es a la que la vida dará un durísimo golpe. Por último, tenemos a Gloria. Ella es una mujer de la clase media alta barcelonesa. Su educación hace que se muestre más superficial y vacía que las otras, es una mujer que siempre está pensando en el qué dirán, guardando las apariencias. Su vida parece falsa por ello.

5 mujeres como vemos bastante diferentes entre sí pero que, sin embargo, no sólo van a tener puntos en común sino que establecerán entre ellas unas relaciones bastante estrechas. Mucho más que las que podría haber imaginado Laura cuando cruzó la puerta del gimnasio y las conoció. Un fin de semana en el chalet que Gloria tiene en la Costa Brava, las unirá y separará un poquito a la vez. Cada una de ellas se dará cuenta de que tiene un destino al que enfrentarse y hacerlo sin miedo será un reto para las mismas.


Creo que Lola Mariné ha sabido tejer una historia muy interesante. Cada una de estas 5 mujeres no sólo están bien definidas sino que son reales. Mientras estás leyendo la novela, mientras vas conociéndolas a medida que te adentras en la historia, vas sintiéndolas más cercanas. No son mujeres irreales, sino todo lo contrario: reales. Ya sé que son personajes fictícios pero ello nada tienen de utópicos. Cada una de estas 5 mujeres está muy bien definida. Veo en ello un mérito de la autora. No ha caído en ningún momento en tópicos fáciles y ello me agrada.


Hay también personajes masculinos pero son más secundarios. Hombres que aparecen en las vidas de algunas de ellas y que, de una forma más importante de lo que ellas creerían al principio, van a marcar su destino.


209 páginas que se leen con ganas. Nada tienen que ver, pero ha habido momentos de la novela que me han evocado párrafos y fragmentos de la novela de Antonia J Corrales "En un rincón del alma". En ambas los personajes femeninos son de armas tomar y en ambas buscan su destino al tiempo de que Laura lo comparte con Jimena. Y, por eso, he experimentado lo mismo: me he quedado como en una nube cuando lo he acabado de leer. La historia me ha cautivado y me ha llegado muy adentro. Es de las que sabe como mover sentimientos lo cuál me parece fenomenal.

Por todo ello no puedo más que recomendar su lectura. Aunque haya sido escrita por una mujer y sean las mujeres sus protagonistas, no por ello es una novela para ser leída sólo por el público femenino. La magia de Lola Mariné es también para los caballeros. 









6 comentarios:

Carmen dijo...

Me ha gustado mucho tu reseña, Ysabel. Estas historias de mujeres me gustan mucho. Creo que voy a leerlo...
Un beso,

Lola Mariné dijo...

Ysabel, muchas gracias por tan preciosa reseña. Me ha emocionado.
Con tu permiso la compartiré con mi agencia y en el blog de la novela.
sAludos.

LAKY dijo...

Desde luego que el título no tiene nada que ver con el argumento. Pero me ha resultado muy interesante, me encantan las historias de mujeres.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me ha encantado la reseña y la novela también, me ha picado la curiosidad y me han entrado muchas ganas de leerla, tiene una pinta estupenda y este tipo de historias me gustan mucho. Me la apunto. Muchos besos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Ysabel dijo...

Es una novela, una historia con la que disfrutas y que te atrapa. Me ha encantado. Ya veréis como os gusta

Lola Mariné dijo...

LAKY,
si la lees comprobará que el titulo tiene mucho que ver con el argumento.