miércoles, 6 de abril de 2011

Inmigración y lectura









Éste, es un artículo o entrada, que llevo tiempo queriéndo escribir. Desde hace ya bastantes años, sobre todo de unos 7 para acá, El Perelló ha experimentado un considerable aumento a nivel de población foránea. Son muchas las personas provenientes de otros países y lugares que han hecho de él su hogar atraídos por las posibilidades de empleo que tiene la localidad.

El Perelló es una localidad costera en la que el turismo y la agricultura son sus principales fuentes de riqueza. Aquí, como he dicho antes, hay una importante presencia de población foránea principalmente de nacionalidad rumana, búlgara, argentina, chilena, pakistaní, portuguesa, francesa, brasileña y lituana. Muchos de ellos están cada vez más integrados en la vida perellonera, no es extraño, por ejemplo, ver cada año a muchos emigrantes vestidos de fallero o fallera y disfrutar de las fiestas como unos perelloneros más.


Y no sólo se han integrado a este nivel. Desde hace ya algunos años, un par sobre todo, ha aumentado considerablemente el número de socios extranjeros en la Biblioteca. Al principio, acudían a ella más los niños y adolescentes que iban al Instituto de Sueca, venían a por los típicos libros de lectura obligada. Pero, poco a poco, han ido viniendo lectores adultos que no están estudiando y que se llevan en préstamo novelas en castellano, valenciano o inglés. También son muchos los que vienen a conectarse a través de los ordenadores que tiene el servicio de Telecentro de la Biblioteca.


Se trata de lectores jóvenes prevaleciendo, como ocurre también entre los españoles, las lectoras a los lectores. A nivel emigrante también los datos de lectura femenina superan a la masculina.

Esta diversidad cultural a nivel de socios creo que enriquece muchísimo a la Biblioteca, la hace mucho más cosmopolita. A mí, sinceramente, me encantaría poder hacer como hacen en grandes Bibliotecas y poder ofrecerles lecturas en su propio idioma pero no puede ser de ahí que valore más el esfuerzo que hacen por leer tanto en castellano como en valenciano.


Con todo ello, la Biblioteca responde a uno de sus principales objetivos y deberes: ser punto de información y de integración. La Biblioteca se convierte así en una puerta de entrada, en una especie de puente, entre ellos y la comunidad perellonera. Es un ejemplo de Biblioteca de Puertas Abiertas.

Es un vehículo para ello que, ¡ como no ¡, no estaría de más que se potenciase más. ¿Cómo ? Pues con varias acciones, principalmente dándola más a conocer no sólo a la población emigrante sino, también, a la nacional. Hay muchos veraneantes que desconocen que El Perelló tiene una Biblioteca a su disposición. Potenciarla es sinónimo que mejorar El Perelló, de hacerlo más acogedor, más integrador.

1 comentario:

Blanca dijo...

Biblioteca de puertas abiertas.
Que definición más bonita y apropiada.
Es una maravilla que poco a poco unos y otros, los de aquí y los de allí, en fin, los de todas partes, compartan lecturas y un espacio tan estupendo como la biblioteca.
Y tal vez para llegar a esos veraneantes despistados o desconocedores de tan singular lugar habría que acercarles los libros con el servicio de “biblioplaya”. En otros lugares de la costa funciona muy bien en verano.
Un abrazo